Inicio Mapa del sitio  Contacto  English  Português  
 
natureza viva
           Proyecto cofinanciado por la Unión Europea
   
 
 
       
   

diario de campo

1ª semana

Nos desplazamos a Vila Nova de Cerveira para realizar trabajo de campo. Lo primero que hicimos fue situar las masas de vegetación en la cartografía de campo. Nos encontramos bastantes de pistas forestales que no tenían salida, por que estuvimos más tiempo marcha atrás que hacia delante.

Una vez acaba esta primera tarea se comenzó con la realización del inventario. El viernes fue un día de calor intenso, lo que hizo duro el trabajo en las horas centrales del mediodía, tener el agua a mano nos fue fundamental para atenuar los sofocos. Y no de sofocos, sino de focos hablaríamos al contemplar la extensión quemada por el incendio reciente, unas 70 ha de monte. Fue este el día que tocó en mayor medida inventariar la superficie quemada, mayoritariamentepino “pinaster”, pinheiro para los portugueses... Al respecto, decir que, lo que para nosotros era una imagen desoladora, ver tanta superficie quemada, para nuestros vecinos era una menudencia... no siendo raro del todo, ya que acostumbrados a incendios de 1000 ha ¿qué son 70? Después de haber reconocido el monte de Vila Nova de Cerveira,hay que decir desgraciadamente, que raro es el trozo que no presenta indicios de haber ardido en los últimos años.


2ª semana

Se realizaron parcelas del inventario en el monte de Vila Nova. Fue una semana especialmente calurosa, sobre todo los días 3 y 4 de Agosto. En algún momento del día el Vertex llegó a indicar una temperatura de 30ºC. El pueblo de Vilanova estaba especialmente bonito, engalanado con motivo de las fiestas.

Esos días se produjeron numerosos incendios en la zona, desde nuestra posición divisábamos al menos tres puntos de fuego diferentes. Los chicos nos cuentan que allí no hay brigadas forestales de extinción sino que son voluntarios los que acuden a sofocar los incendios de los montes.

Como punto de encuentro con los chicos portugueses se tomó la laguna que hay en la carretera asfaltada que sube; cuando al acabar el día nos volvíamos a reunir aquí en la mente de todos estaba la tentación de echarse de cabeza en la charca ¡que calor! En esta charca coincidimos en varias ocasiones con un tractor con cisterna cargando agua; es uno de los pocos puntos de agua en los que puedan cargar este tipo de vehículos,ya que el otro punto de agua, de reciente construcción y situado irónicamente en la zona incendiada, está prácticamente seco.

Luís y Paulo trajeron una especie de catana para abrirse paso entre la vegetación. Al principio podría parecer algo exagerado pero luego sí que fue útil porque en algunas zonas el matorral era muy denso y la usamos para poder acceder a algunas parcelas.

También vimos al pastor del pueblo, que lleva su rebaño a pastar al monte. Nos cuentan que dejó su oficio de carpintero por ser poco rentable mientras que los pastores reciben una serie de ayudas económicas oficiales. Sobrevoló por encima de nuestras cabezas un impresionante “miñato” sin darnos tiempo a tomarle una fotografía.


3ª semana

Continuamos trabajando con las parcelas del inventario en Portugal. Algunas de las curiosidades que pudimos observar fueron varios alcornoques de notable envergadura (para lo que estamos acostumbrados a ver aquí), así como alguna vaguada de interés, “linhas de auga”, en las que abunda el peral silvestre.

Nos cruzamos con varios motoristas que se dirigían a las pistas de motocross existentes en este monte, formadas por una serie de franjas desbrozadas que se cruzan entre sí. Causan un impacto visual muy grande aunque también se puede ver el aspecto positivo ya que éstas pistas crean una discontinuidad en el matorral disminuyendo el peligro de incendio o, dado el caso, facilitando su extinción.

A principios de la semana la lluvia hizo presencia de forma muy tímida, pero no fue impedimento en ningún momento para desarrollar el trabajo.

Los GPS, que tantos “rompederos” de cabeza nos dieron a portugueses y gallegos parece que empezaron a ser útiles, y comenzaron a funcionar en tan específico sistema local de coordenadas. Como de todo lo malo hay que sacar algo positivo...dicen de los problemas con los GPS, desarrollamos muy buena fineza para interpretar los mapas y orientarnos en el terreno, algo a tener en cuenta. Este día nos acompañó en nuestro trabajo Enrique, encargado de la configuración de los GPS, muy activo se encargó de dar coordenadas, abrir paso entre la maleza., etc.

El medio de transporte de los equipos portugueses, todo hayque decirlo, sencillos, pero eficaces, no les quedaba otra..., un viejo opel corsa y un histórico 4L, de cuya dureza doy fe, avala la teoría de nuestros padres que lo que se hacia antes era mejor, yo no se si peor o mejor, pero cierto es que daba gusto ver a ese “cuatro latas” remontar piedras, baches, badenes, como un 4x4 más.

En lo que al trabajo se refiere, comentar que fue una jornada en la que se trabajó muy bien, a buen ritmo y buena coordinación. El claxon ha tenido que volver a hacerse valer para poner en su sitio, fuera de las pistas, a las asustadizas cabras, que poco a poco nos iban conociendo y mostrándose indiferentes, como suele decirse “donde hay confianza da asco”.

La zona más alta del monte, hacia la zona sur, no cesa de ser un flujo constante de camiones, por motivo del parque eólico que se esta realizando en esta zona.

Durante esta semana hubo días especialmente duros por la situación de las parcelas, en sitios bastante inaccesibles, y con mucho matorral. Por ejemplo, el último día de inventario, las parcelas estaban bastante esparcidas por el monte, lo que hace que el camino hasta ellas sea mayor.

Nos encontramos una fabulosa carballeira en la cual nos detuvimos para observar un majestuoso ejemplar. Al final de la jornada no se quedó en la laguna, como era habitual, ya que los dos grupos acabamos relativamente lejos. Después de comentar la jornada, nos sacamos una foto y nos despedimos cordialmente “hasta mas ver”.

La verdad que si el espíritu del INTERREG III, es la colaboración entre regiones de diferentes países, en nuestro caso se ha cumplido, y fueproductivo para todos, en el sentido que se intecambian las realidades que ocurren a ambos lados de la frontera.


4ª semana

Desgraciadamente todos nuestros miedos se hicieron realidad en Portugal y Vila Nova de Cerveira no escapó de la fuerza fuego. Se quemaron alrededor de 3500 ha, la imagen de la catástrofe es indescriptible, y todo esto se debe a que? A cuatro desalmados que prenden fuego, a la falta de medios para a apagarlos, a la falta de prevención ante los incendios, a la falta de vigilancia, a falta de tratamientos selvícolas, a la falta de cuidados de las pistas, cortafuegos, caminos, etc., a la falta de coordinación en las altas esferas, a la falta de gente cualificada, a que las condiciones ese día eran las idóneas para que el fuego alcanzase una gran velocidad e intensidad. Personalmente creemos que todas ellas influyeron unas en mayor medida que otras, cada uno que saque sus propias opiniones, lo único que nosotros deseamos y esperamos es que esta situación cambie con ayuda de todos, políticos, expertos y ciudadanosde a pie porque no olvidemos que a todo el mundo siente el monte como propio, pues esto conlleva una responsabilidad, ojalá que cada uno se haga cargo de la que le corresponde.

Afortunadamente en los montes de Vigo el fuego no actuó con tanta intensidad. Los montes afectados fueron San Miguel con 1,5 ha quemadas, Coruxo con 1ha, Zamáns 0,5 ha y Candeán resulto ser el más afectado con aproximadamente 3 ha.

En estas últimas semanas el fuego a acabado con montón de zonas de un valor ecológico incalculable, el valor maderable se podría calcular y os aseguramos que la cifras son espectaculares y a más de uno os sorprenderían, y que podemos decir de toda la gente que arriesga su vida por apagar los incendios en su gran mayoría provocados, ¿alguien se atreve a poner precio a sus vidas?, nosotros desde luego que no.

Esperemos que la ciudadanía recapacite y no se vuelvan a repetir imágenes como las de Ponteareas, Gondomar, Redondela, Carnota y por desgracia un largo ect.

 


Laguna semiartificial
Punto de encuentro habitual



El 4 latas en su medio natural



Ejemplo singular de carballo



Equipo de trabajo portugués
y parte del español



Monte quemado (I)
Vila Nova de Cerveira



Monte quemado (II)
Vila Nova de Cerveira



Monte quemado (III)
Vila Nova de Cerveira

 

Subir

 

 
     
    © NAVI, Natureza Viva, Deputación de Pontevedra. Tel: +34 649 691 622 E: info@naturezaviva.org